• Nombre:

María Alfaro Coronado

  • Ciudad de residencia

Dublín, Irlanda.

  • Puesto de trabajo

Team member en el Aeropuerto de Dublín.

VIVENCIAS PERSONALES Y PROFESIONALES:

  • ¿Qué te llevó hasta Irlanda?

Había terminado mi grado de Criminología en la Universidad Complutense por lo que me enfrentaba al primer año sin tener que estudiar y en búsqueda de trabajo. Mi carrera no tiene muchas salidas en España y aún así, tampoco tenía muy claro qué camino escoger de forma definitiva para dedicarme profesionalmete a ello el resto de mi vida.

Mi nivel de inglés era de B2, pero no se me daba nada bien hablarlo. Tenía claro que los idiomas son una habilidad que llama la atención y siempre suma a la hora de encontrar trabajo y el hecho de vivir una experiencia en el extranjero por mi cuenta me había llamado siempre la atención. Ya había probado con anterioridad pasando un verano trabajando en Londres y quedé bastante satisfecha. Asique, ¿Por qué no tirarse a la piscina otra vez?

  • ¿Cuánto tiempo llevas en Dublín?

Actualmente llevo 4 meses viviendo aquí.

  • ¿Cuál es tu puesto actual? ¿Cómo conseguiste el trabajo?

He trabajado tanto de camarera como de Persona de seguridad en el Aeropuerto. Conseguí mi trabajo gracias a una agencia de Valencia llamada Valtrave que se encarga de buscarte un puesto de trabajo en el Aeropuerto de Dublín, así como de buscarte una estancia a tu llegada a la ciudad. La verdad es que, si quieres empezar este tipo de experiencias sola, ayuda bastante el hecho de saber que vas a tener un trabajo y un techo bajo el que dormir cuando llegues al país.

  • ¿Has ampliado tu formación allí?

He hecho algunos cursos sobre seguridad en el Aeropuerto ya que eran obligatorios a la hora de empezar a trabajar en este tipo de lugar. Es una formación que no me viene nada mal para mi Grado y el hecho de haberlo superado en inglés es algo que un principio jamás hubiera pensado hacer.

  • ¿Cómo está siendo tu experiencia en Irlanda?

El primer mes fue el más difícil, estuve sin trabajar y solo estudiaba para que me aprobaran la identificación y pudiera trabajar en el aeropuerto. La presión de las facturas me hizo tener que pedir ayuda económica a mis padres puesto que no podía enfrentar por mí misma el ritmo de vida dublinense.

Sin embargo, creo que no me costó mucho adaptarme, tuve suerte con la casa a la que llegué donde convivían azafatos italianos y que me aceptaron y recibieron como si fuera una más. Eso me dio la oportunidad de salir, conocer más gente y hablar inglés ya que era la única forma de comunicarnos.

Poco a poco me fui adaptando a la comida, los horarios diferentes, y acento irlandés. El hecho de que haya españoles por todas partes también ayuda pues de vez en cuando no hay nada como quejarse en español para poder desahogarse.

  • ¿Qué problemas te has encontrado en tu día a día?

En general, la vida aquí es bastante cara, más de la mitad de tu salario se va en alquiler y transporte público por lo que si no encuentras un trabajo pronto es bastante difícil mantenerte económicamente por tu cuenta.

Después, he tenido problemas más mundanos como el hecho de encontrar comida a la que estaba habituada como unos simples fideos o unos garbanzos. Esto es tarea bastante difícil, y cuando por fin los encuentras tienes que dejarte el cuádruple de dinero de lo que cuesta en España.

Por lo demás es cuestión de mantener rutina, acostumbrarte a no comer jamón ni tapas con la cerveza, escuchar un “sorry” por cualquier cosa insignificante, cenar a las 6 de la tarde o terminar la fiesta a las 2-3 de la mañana.

  • ¿Lo recomendarías?

Si tu intención es estar por largo tiempo sí, esta ciudad engancha y acabas queriéndote quedar, pero el inicio es bastante difícil. El hecho de encontrar trabajo por tu cuenta si no tienes un gran nivel de inglés es bastante más complicado que en otras ciudades como Londres. Pero el país te acaba ganando por la gente. Los irlandeses son personas educadas y abiertas por excelencia, les encanta una fiesta y la cerveza así que te sientes como en España y hablando de sentirte como en España… no dejas de encontrarte a gente hablando español en cualquier lugar al que vayas.

  • ¿Volverás a España?

Sí, este verano termina mi experiencia aquí. Creo que para entonces habré mejorado bastante mi nivel de inglés y podré probar suerte en el mercado laboral español. Eso sí, todavía no sé si acabaré trabajando de lo que he estudiado o si todavía me quedan unos años de camarera por explotar.

Share This

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar